Está en > Fitopatología y terapéutica en el cultivo del Gladiolo para flor cortada. 2ª Parte

Fitopatología y terapéutica en el cultivo del Gladiolo para flor cortada. 2ª Parte

FITOPATOLOGÍA Y TERAPÉUTICA EN EL CULTIVO DEL GLADIOLO PARA FLOR CORTADA

3. PLAGAS Y ENFERMEDADES

3.1. Plagas

3.1.1. Taeniothrips simplex Morrison

Esta clase de thrips no solamente son perjudiciales para el gladiolo, puesto que también se desarrollan sobre las hojas de Freesias, Iris, Clavel, Gloxinia, Dalia, Begonia, Aster…

El insecto, de 1-1´5 mm, de color oscuro, normalmente inverna en estado de huevo, de larva o de adulto, bajo las túnicas de los cormos almacenados; aunque también suelen enterrarse en el suelo en las zonas cálidas o de invierno poco o nada rigurosos, siendo la primera posibilidad la más frecuente.

Pueden reproducirse en los almacenes siempre que la temperatura de éstos no descienda de 12º C. Tanto en la fase de huevo, larva o de adulto, pueden destruirse totalmente cuando los cormos, en su periodo de almacenamiento, se someten a temperaturas próximas a los 3 – 4º C, sin olvidarnos de que a 5º C han sido observados adultos en algunas cámaras.

Si la temperatura es elevada, tanto larvas como adultos atacan la base de los cormos, lo que produce el pardeamiento de los mismos, la rugosidad de la túnica externa, la muerte de parte del sistema radicular y, consecuentemente, una nueva emisión de raicillas a expensas de las ya debilitadas del cormo, produciéndose de esta forma un estimable retraso en la vegetación, así como un tamaño reducido en las flores, algunas muy pequeñas.

En el momento de la salida de las hojas, los thrips pican estas últimas y el follaje adquiere una coloración plateada, en principio, y posteriormente amarillenta, sobre todo en el ápice de las hojas, que más tarde se secan.

Thrips Síntoma en las hojas

Foto1: Thrips Síntoma en las hojas

 

Las flores, igualmente atacadas, presentan bordes retorcidos y pétalos deformados. Punteado y desecado en zonas de la corola, con la consiguiente depreciación comercial.

Daños causados por Trips en flor y vara floral

Foto2: Daños causados por Trips en flor y vara floral

Estos insectos son difíciles de observar, puesto que los adultos se ocultan durante el día entre las hojas y no circulan por la superficie de la planta más que durante las primeras horas de la mañana o al anochecer, o, en tiempo nublado, durante todo el día.
 

Thrips Adulto

Foto3: Thrips Adulto

Los huevos son introducidos en los tejidos de la planta, son minúsculos, alargados y blancos; la duración de incubación varía con la temperatura: de 5 a 10 días con 20º C y de 2 a 5 días con 25º C.

Las larvas jóvenes viven, en pequeños grupos, en la vaina floral o en la flor; al final de su desarrollo la larva pasa al suelo, en el cual sufre la ninfosis a una profundidad de 2 a 6 cm, aunque ésta también puede ocurrir en el interior de las plantas. El ciclo total de huevo a adulto tarda con 20º C 3,5 semanas y con 25º C 12 días. El número de generaciones anuales oscila, de 5 en zonas frías, hasta 20, en zonas cálidas.

 

Thrips en la vaina floral

Foto 4: Thrips en la vaina.

La lucha contra el thrips del gladiolo puede enfocarse de cuatro maneras distintas: medidas culturales, desinsectación de bulbos, tratamientos del suelo y tratamientos en el curso de la vegetación.

a) Medidas culturales

– En el momento de arrancar los bulbos los thrips se encuentran sobre ellos, por lo que deben cortarse las hojas justo por encima de los bulbos y quemar rápidamente todas las hojas y bulbos desechados, principalmente en las zonas donde la suavidad del clima permite la hibernación de los insectos al aire libre.

-Transportar rápidamente los bulbos seleccionados a un lugar alejado del campo.

– En la medida de lo posible, los bulbos se conservarán en locales donde la temperatura sea ligeramente inferior a 10º C.

– Utilizar cormos no contaminados, puesto que la contaminación de los cultivos se produce únicamente (salvo en las regiones de invierno suave) por la plantación de cormos contaminados.

– Siempre que sea posible, evitar el plantar gran cantidad de variedades de color rojo, pues en estas los ataques son más intensos.

– Las variedades precoces son menos atacadas que las tardías.

b) Desinsectación de bulbos

– Deberá realizarse inmediatamente después de la recolección, y siempre antes que los thrips penetren debajo de las túnicas. Si el tratamiento se realizara tardíamente, los cormos se despojarán de su cubierta.

– Los bulbos se espolvorean con Lanmate, Dipterex, etc. a la dosis recomendada por el fabricante, repitiéndose el tratamiento un mes antes de la plantación.

– También es una práctica muy corriente sumergir los cormos, inmediatamente después de la recolección, en una solución que contenga Parathión liquido al 5 por 100, a la dosis de 500 cm3/hl.

– También se pueden hacer fumigaciones con naftalina, Sulfotepp o Lindano en los locales de almacenamiento, siendo los dos primeros los más utilizados.

La naftalina se utiliza a la dosis de 1 Kg. de producto por 100 m3 de local, a una temperatura de 27’5º C durante 6 horas.

El sulfotepp se utiliza a la dosis de 5 g. de producto por cada m3 de local.

En ambos casos se repetirá el tratamiento cada tres días, durante los primeros 15 días, para eliminar las posibles larvas nacidas. Durante estos 15 días no se realizará ventilación alguna, siendo necesaria posteriormente para poder trabajar en las cámaras de almacenamiento.

Para prevenir nuevas infecciones, se puede tirar naftalina entre los bulbos secos, pero nunca se realizará esta operación si carecen de sus túnicas envolventes.

c) Tratamientos del suelo

– Realizados únicamente a título preventivo, y solamente para zonas de climas cálidos.

– Por lo general, tres semanas antes de efectuar la plantación se esparcirá el insecticida elegido por el suelo, que posteriormente será enterrado con las labores oportunas.

d) Tratamientos durante el curso de la vegetación

– Deben comenzarse cuando la planta tenga 20 cm. de altura, y/o cuando la temperatura se mantenga por encima de 18º C durante una semana.

– Los tratamientos se darán cuando los thrips circulen por la superficie de la planta, es decir, a la caída de la noche o antes de amanecer, siendo más eficaces las pulverizaciones que los espolvoreos.

– Estos tratamientos deben repetirse cada 12 ó 15 días. Al efectuar, el tratamiento debe mojarse abundantemente el interior y la base de las hojas; es interesante la adición de un mojante a la hora de realizar el tratamiento. En invernaderos es muy interesante la utilización del sulfotepp como fumigante y la de DDVP en vaporización.

3.1.2. Elatéridos

Los Agriotes (A. Sputatur E., A. Lineatus L., A. Obscurus L., y otros más) son coleopteros de 6 a 12 mm. de longitud y que, aunque su ciclo biológico sea de 5 años de duración, todos los años se ven volar a los adultos, debido a lo cual en un mismo terreno y época se pueden encontrar larvas de todas las edades, con dimensiones que varían de 2 a 20 mm., de color amarillo brillante y a las que con frecuencia se les da el nombre de «gusanos de alambre».

Gusano de Alambre en Gladiolo

Foto 5: Gusano de Alambre en Gladiolo.

Los ataques larvarios de estos coleópteros son muy temibles. Se manifiestan por la palidez de las hojas centrales, y al arrancar la planta se comprueba la presencia de un agujero redondeado, en el cormo, y se encuentra a la larva en el interior del mismo o, muy próxima a él, en el suelo. Cuando esta planta resulta muerta, o comidas las reservas del cormo, ataca a otra y así sucesivamente.

 

Gusano de alambre

Foto 6: Gusano de alambre.

La lucha contra los gusanos de alambre se realiza siempre a título preventivo, mediante una desinfección del suelo, cuando tras realizar una exploración del mismo nos encontremos una veintena de estas larvas por m2 de terreno. Los métodos de lucha a aplicar contra estos patógenos son los siguientes:

a) Medidas culturales

– No se plantarán gladiolos, o se procurará no hacerlo, en campos que anteriormente fueran utilizados para cultivar leguminosas forrajeras, alfalfa o trébol, puesto que estos cultivos constituyen un medio ideal para la puesta y el desarrollo de larvas jóvenes.

b) Tratamientos químicos

– La desinfección se realizará mezclando la capa superficial del campo con sustancias insecticidas en toda la superficie, o solamente en las líneas de plantación.

1) Tratamiento total del suelo

– Los insecticidas se distribuyen sobre el suelo desnudo, después de dada una labor, por pulverización o espolvoreo y también mezclado con abonos.

2) Tratamiento localizado o en bandas

Consiste en repartir el insecticida, sólo o mezclado con un abono, en la línea o bandas de plantación, lo que permite obtener una economía proporcional a la superficie efectivamente tratada y destruir las larvas atraídas por el cultivo, conservando al mismo tiempo gran parte de la fauna útil del suelo.

 
 

Saludos / Saudações / Best regards,
José Ramón Bosque

Servicio de atención al cliente

Distribución en España y Portugallogo-bulbos-vertical

Calle Mossén Febrer, 12 bajo, 46017 Valencia España
 + 34 656946967  l   bulbos@bulbos.eu  

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias y de sesión

Cookies de sesión y solicitud de consentimiento de navegación.

Cookies de sesion,Almacenamiento gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types]

Publicidad

Cookie que contribuye a la personalización de los anuncios dentro de las propiedades de Google, como la Búsqueda de Google. Es decir, esta cookie almacena las búsquedas o resultados de búsqueda más recientes para mostrar anuncios más personalizados en Google.

1P_JAR CONSENT

Analítica

Cookie que contribuye a la personalización de los anuncios dentro de las propiedades de Google, como la Búsqueda de Google. Es decir, esta cookie almacena las búsquedas o resultados de búsqueda más recientes para mostrar anuncios más personalizados en Google.

1P_JAR CONSENT

Otras

Google Maps

NID